Comentarios que realicé en la audiencia pública de designación del director de la Agencia de Acceso a la Información Pública.

“Gracias Sr Presidente,

Buen día a todos los presentes, mi nombre es Victor Castillejo y vengo en carácter de ciudadano para transmitir mis observaciones a la candidatura del Dr. Gustavo Fuertes para ocupar la posición de director de la Agencia de Acceso a la Información Pública. En mi exposición trataré de transmitir la importancia que tiene esta posición en nuestra sociedad moderna y mencionaré porque razón no es una buena idea que el régimen de AIP y de PDP recaiga sobre el mismo funcionario. En segundo lugar, explicaré por que dicha posición debe ser ocupada por alguien que tenga completa autonomía y antecedentes en la materia, y finalmente haré un llamado a que se establezcan otros candidatos o candidatas.

En el día de hoy se cumplen un año desde que comenzó el aislamiento y distanciamiento que nos ha obligado a encerrarnos en nuestros hogares. Si hay alguna cosa que la pandemia ha evidenciado es la importancia vital que tiene el Derecho de Acceso a la Información Pública y la Protección de los Datos Personales en nuestras sociedades modernas. Por un lado, sin información pública de calidad difícilmente los ciudadanos pueden seguir con sus vidas con la seguridad y confianza que se merecen. Por el otro lado, siendo internet casi una de las únicas ventanas que han quedado abiertas para desarrollar todo tipo de actividades, los datos personales y las distintas tecnologías de la información han demostrado ser la materia prima indispensable que hace mover el mundo.

Por algún giro del destino, o decisión no demasiado pensada, ha recaído sobre un mismo organismo la responsabilidad de ser autoridad de aplicación de estas dos leyes importantísimas: La ley de Acceso a la Información Pública y la Ley de Protección de Datos Personales. Esto merece algunas palabras preliminares. Ya que, si bien uno podría pensar que dichos derechos son medianamente complementarios, lo cierto es que la fusión de ambas responsabilidades en una misma agencia genera una tensión que pone en peligro la adecuada protección de ambos derechos. Por un lado, el AIP especifica principios como el de transparencia, máxima divulgación y apertura que requieren de parte de la autoridad de aplicación, y con razón, una actitud que priorice la divulgación de todo aquello que sea información pública. Por el otro lado, la protección de datos personales requiere que el órgano de aplicación tome posiciones conservadoras en lo que hace al tratamiento de datos personales y a la divulgación de información en general. La contradicción es evidente. y si bien se podría pensar que ambos derechos son complementarios, lo cierto es que desde el vamos estamos poniendo a la autoridad de aplicación en una posición en la cual tendrá que eventualmente priorizar un derecho sobre el otro. Y de esta manera podríamos estar restringiendo el espacio de actuación con el que de verdad queremos que funcione la agencia.

Yendo un poco más al nudo de la cuestión. Como resulta evidente de los comentarios que se han realizado por escrito, las observaciones a la candidatura del Dr. Fuertes pueden reducirse a dos: La aparente falta de autonomía; y la falta de antecedentes en la materia en particular. Si bien la falta de autonomía e idoneidad son importantes para la protección de ambos derechos, en mi opinión, la observación acerca de la autonomía toma mayor preponderancia en el Acceso a la Información Pública y la Idoneidad en la protección de datos personales. Y así lo trataré a continuación.

Como mencioné anteriormente, el derecho al AIP es completamente fundamental en nuestras sociedades modernas, y requiere, por parte del estado, un compromiso por la transparencia que se debe traducir en actos concretos hacia ella. Dicho esto, como ha dicho la Comisión y la Corte Interamericana en varias oportunidades, los actos hacia el cumplimiento de lo referente al acceso a la información pública deben recaer sobre una autoridad de aplicación que sea completamente independiente, autónoma e imparcial. ¿Por qué razón?

Básicamente porque el AIP requiere como principio fundamental la presunción de que toda la información que posee el gobierno es pública. Esto implica, casi por definición, que la autoridad de aplicación tiene que ponerse en la vereda de enfrente al gobierno. Independientemente de quien sea quien lo nombre o, como en este caso, lo candidatee. Ahora, esta exigencia de autonomía no es solamente una expresión de deseo que puede evitarse haciendo una lectura laxa de las palabras expresadas en papel. La autonomía es necesariamente una exigencia inesquivable para poder obtener información pública de calidad. En este sentido, no pueden divorciarse los antecedentes del Dr. Fuertes del puesto al cual se lo está candidateando. En materia de acceso a la información pública no hay “borrón y cuenta nueva”. El Dr. Fuertes viene directamente del seno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, la misma jefatura que en esta pandemia ha tenido un rol central en la administración de la misma y que posee actualmente aquella información pública que es de vital importancia exigir que se comparta con premura. Este hecho hace que los ciudadanos no tengamos la seguridad o confianza que el Dr. Fuertes pueda eventualmente establecer aquellos límites necesarios para la protección del derecho al acceso a la información pública. ¿Realmente el Dr. Fuertes puede ponerle esos límites a sus excompañeros de trabajo?

Lo cierto es que la respuesta esa pregunta, no importa en lo más mínimo. Esto así porque no es una cuestión de poder o no poder poner ese límite. Es una cuestión de confianza. ¿Como podemos confiar en que el derecho al acceso a la información sea bien defendido si ya desde la designación de la cabeza de ese organismo, estamos lidiando con una posible parcialidad? Dicha posición tiene que ser ocupada por alguien que sepa y quiera ponerle límites al gobierno. Independientemente del color que tenga. Si ese propósito tan claro, puede oscurecerse candidateando a alguien que viene del centro de la Jefatura de Gabinete, lo único que se logrará es oscurecer el objetivo noble que tiene la Agencia de Acceso a la Información Pública.

 Por el otro lado, si bien los mismos argumentos pueden ser usados para demostrar la necesaria autonomía que debe tener la Autoridad de aplicación de la LPD, la “idoneidad” pasa a tener un peso mucho mayor en esa materia. Acá nos volvemos a hacer la pregunta, ¿Por qué razón?

En estas épocas de globalización los datos personales son la materia prima que hace girar al mundo. 9 de las 10 empresas más grandes hoy se encuentran de alguna u otra manera relacionadas a la recolección, custodia, almacenamiento y tratamiento de datos personales. Es más, industrias que históricamente hemos relacionado con la “industria pesada” y que requerían una cantidad inmensa de recursos, como puede ser la industria automotriz, han empezado a incorporar la analítica de datos personales para ofrecer una variedad distinta de productos y servicios. No por nada, Tesla es la empresa automotriz más valiosa, que da la casualidad que se encuentra contratando más ingenieros en software que ingenieros mecánicos.

Es evidente que hemos pasado de un capitalismo enfocado en la elaboración de productos materiales o corpóreos hacia lo que distintos autores han llamado “capitalismo de vigilancia”. Es decir, a un sistema social y económico basado en la completa mercantilización de datos personales. ¿Y porque vigilancia? Básicamente porque la manera en la cual algunos de esos datos se están extrayendo es en ocasiones de manera subrepticia, oculta y compulsiva. Esto, con el propósito de comercializar esos datos personales de manera de obtener ganancias inconmensurables.

Por el otro lado, la acumulación de esos datos y la capacidad de realizar distintas inferencias a través de técnicas de análisis de “big data”, permiten ejercer un nivel de control y vigilancia mucho mayor sobre la sociedad en general. No por nada casi todos los países del mundo de alguna u otra manera hicieron uso de aplicaciones móviles para hacer el intento de controlar casi individualmente el desarrollo de la pandemia. En este contexto, la protección al derecho a la privacidad y a la protección de datos personales requieren de una autoridad de aplicación que ya tenga antecedentes en realizar ese control y/o protección.

En este sentido Sr. Presidente de la audiencia, me encantaría estar hoy discutiendo aspectos técnicos de cómo debería realizarse dicha protección. Preguntas como ¿que vamos a hacer para mantener la decisión de adecuación de la Comisión Europea?  Si deberíamos tener obligaciones de localización de los datos; ¿deberíamos permitir el consentimiento tácito? ¿En qué contexto?; ¿Cómo puede afectar a la Argentina la reciente decisión de Schrems II de la Corte de Justicia Europea en materia de transferencia internacional de datos? En mi opinión, las respuestas a estas preguntas no se construyen de abajo hacia arriba. El Director o Directora de la Agencia, en el estado de situación de esta materia, debe tener claro cuales son esas respuestas e imprimir en la agencia la urgencia en la implementación de dichas políticas.  

En fin, podría haber estado estos 10 minutos haciendo preguntas que considero relevantes a efectos de determinar cuales podrían ser las políticas específicas para hacer frente a todos los problemas que el mundo globalizado y la protección de datos personales han generado. Sin embargo, me veo obligado a destacar la falta de antecedentes en la materia que tiene el candidato. La autoridad de aplicación de la ley de protección de datos personales debe recaer sobre alguien que tenga experiencia en la protección de datos personales, que sepa cuales son los desafíos, y que tenga idea de las posibles avenidas que se pueden tomar para enfrentar dichos problemas inmediatamente. El mundo no va a esperar a que nuestras autoridades se aclimaten a sus puestos.

Es por esa razón que le imploro al Sr. Jefe de Gabinete y al Poder Ejecutivo que se presenten otros candidatos o candidatas con antecedentes específicos en la materia y que sean intachablemente autónomos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: